HOMBRO CONGELADO

hombro-congelado-01

¿Qué es?

El hombro congelado o capsulitis adhesiva es una condición extremadamente dolorosa en la que el hombro pierde progresivamente movilidad.

 El hombro congelado puede estar asociada con la diabetes, el colesterol alto, enfermedades del corazón y también se observa en pacientes con tejido cicatrizal en sus manos, una condición llamada contractura de Dupuytren. Puede seguir una lesión en el hombro o la cirugía.

El revestimiento de la articulación del hombro, conocido como la “cápsula”, es normalmente una estructura elástica muy flexible. Esta elasticidad permite la gran amplitud de movimiento que tiene el hombro. Con un hombro congelado esta cápsula (y sus ligamentos) se inflama y se vuelve rígida perdiendo toda su elasticidad

Tres etapas de desarrollo:

Fase de congelación: el dolor aumenta con el movimiento y se complica durante la noche. Hay una pérdida progresiva de movimiento con aumento del dolor. Esta etapa dura aproximadamente de 2 a 9 meses.

Fase estabilización: el dolor comienza a disminuir, sin embargo, el rango de movimiento es ahora mucho más limitado, tanto como 50 por ciento menos que en el otro brazo. Esta etapa puede durar de 4 a 12 meses.

Fase de resolución: la condición puede empezar a resolverse. La mayoría de los pacientes experimentan una recuperación gradual de movimiento en los próximos 12 a 42 meses

Tratamiento

Si no se hace nada el hombro congelado mejora significativamente durante 2-4 años después de la aparición. Sin embargo, el dolor y las limitaciones del hombro rígido generalmente requieren tratamiento.

El tratamiento requerido depende de la severidad del dolor y la rigidez. Éstas incluyen:

1. Fisioterapia – evitar que la rigidez aumente y recuperar el rango de movimiento

2. Los analgésicos y antiinflamatorios

3. Infiltraciones – reducir la inflamación y aliviar el dolor

4. Hidrodilatación –  se introduce una cantidad de suero fisiológico bajo control ecográfico para distender la articulación, se realiza con anestesia local  – más eficaces que las inyecciones simples en el alivio del dolor severo y mejoría del rango de movimiento

5. Cirugía – La cirugía se ha demostrado ser de beneficio tanto en las etapas tempranas y tardías de un hombro congelado. La cirugía la realizamos por artroscopia para ver toda la articulación y poder liberar las adherencias y el tejido cicatricial de la cápsula. Se realiza una abertura de la cápsula desde dentro hasta conseguir una mejoría del balance articular. Tras la cirugía y aprovechando la anestesia se realizan movimientos pasivos para conseguir liberar el resto de adherencias, a esto se denomina manipulación bajo anestesia.

A00722F07

Es fundamentan la fisioterapia después de la hidrodilatación y después de la cirugía con o sin manipulación bajo anestesia, el paciente seguirá un programa intensivo de ejercicios dirigidos por el fisioterapéuta desde el primer día para evitar que la cápsula y los tejidos periarticular vuelvan a contraerse. Esta fisioterapia puede durar varios meses. Lo normal es que el cuadro acabe resolviéndose, obteniendo una movilidad completa para la vida cotidiana.

Diego Giménez Belmonte

Jefe de servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología

Hospital de Molina

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp