Podología

 

Dr. Mauricio Arrabal

La podología es una rama de la medicina que tiene por objeto el estudio, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades y alteraciones que afectan al pie.

El podólogo es un especialista cualificado, a través de sus años de estudios y su entrenamiento, para el diagnóstico y tratamiento de las afecciones del pie y tobillo, con la finalidad de anular o disminuir los procesos dolorosos, y mejorar de esta forma la deambulación y calidad de vida de los pacientes podológicos.

Un buen cuidado de los pies puede evitar multitud de enfermedades. La prevención es fundamental para reducir los riesgos y costes de tratamientos futuros.

Nuestra Unidad de Podología le ofrece una atención personalizada, y cuenta con la colaboración de un amplio equipo de profesionales del Hospital de Molina especialistas en   traumatología, anestesia, análisis clínicos, anatomía patológica, cirugía plástica, rehabilitación, fisioterapia, neurofisiología, reumatología, neurología, medicina vascular, endocrinología, dermatología, enfermería, unidad del dolor, medicina vascular, etc., y con los mejores equipos de pruebas complementarias para diagnóstico de análisis clínicos, Rx, TAC, Resonancia Magnética, Eco-Doppler, Electromiografía, etc.

Cuidamos de sus pies para mejorar y solucionar todos los problemas a cualquier edad:

  • Podología: general, infantil, geriátrica, deportiva, ortopédica y quirúrgica.
  • Plantillas Podológicas: para callos, puntos de presión, úlceras diabéticas, pies cavos, pies planos, espolones, deportistas, dismetrías, etc.
  • Ortesis de Silicona: para dedos deformados, puntos de presión, etc.
  • Papilomas (verrugas): mediante métodos físicos y químicos.
  • Exploraciones biomecánicas de los pies: forma de caminar, dismetrías, etc., y sus repercusiones en tobillos, rodillas, caderas y columna vertebral.
  • Tratamiento del dolor: infiltraciones, fisioterapia del pie, etc.
  • Pie diabético: úlceras diabéticas, puntos de presión, etc.
  • Cirugía podológica: técnicas con anestesia local, sin dolor y sin hospitalización.

Andar es vivir y andar bien es prolongar la vida. Nuestros pies nos soportan duirante toda la vida. Cuídalos bien. Sólo tenemos dos.

 

Enlaces Relacionados:

Anexos en PDF: