MITOS EN CIRUGIA DEL HOMBRO

Las prótesis de hombro van mal porque luego no puedes mover el brazo
La cirugía protésica de hombro no ha conseguido todavía alcanzar tan buenos resultados como
ocurre en el caso de la rodilla o la cadera. Esto nos obliga a elegir aún mejor a los pacientes
candidatos para realizarles está operación. La prótesis de hombro ofrece muy buenos resultados
para mejorar el dolor que presentan los pacientes con determinados problemas de hombro, pero
en cambio no ofrece los mismos resultados para recuperar la movilidad del brazo. Es por esto que
solo indicaremos una prótesis de hombro en paciente con dolor severo en el hombro que no
mejora con ningún tratamiento y ya presentan limitación importante de la movilidad. Con la cirugía
esperamos mejorar de forma muy importante el dolor y mantener o mejorar algo la movilidad. En
ningún caso se puede decir que después del la prótesis no se puede mover el brazo, todo lo
contrario, siempre que hacemos un tratamiento quirúrgico intentamos conseguir la mayor mejoría
posible. Las prótesis de hombro también han resultado de gran utilidad para tratar determinados
tipos de fracturas que ocurren en la región del hombro y que son imposibles de reparar por otros
medios.

En las personas mayores con los tendones rotos siempre hay que operarlos para
reparar el tendón
La rotura degenerativa de los tendones del hombro, igual que ocurre con la artrosis o con la
degeneración de los discos intervertebrales, es una patología que aumenta de frecuencia de
manera muy llamativa con el paso de los años. La frecuencia de roturas tendinosas en mayores
de 70 años es muy alta y en muchos casos los pacientes no presentan ningún síntoma. Por esta
razón el presentar una rotura de los tendones del manguito rotador no es indicación de cirugía en
todos los casos. Solamente aquellos enfermos con síntomas severos y que no mejoran con
fisioterapia y/o infiltraciones precisan ser operados

El dolor me “sale” del hombro pero me llega hasta los dedos
Los problemas de hombro a menudo producen dolor que irradia hasta el brazo o incluso el codo.
Si el dolor llega hasta los dedos y sobre todo si va acompañado de dolor cervical o sensación de
adormecimiento de los dedos, habrá que que buscar el problema en la región cervical o en los
nervios del codo o la muñeca. Lo que ocurre en algunos casos es que al problema del hombro se
le puede unir una patología cervical o de los nervios periféricos lo que puede dificultar el
diagnóstico y por supuesto el tratamiento. Por esta razón siempre realizamos una exploración
cervical y de todo el miembro superior cuando estudiamos un paciente con dolor de hombro.

Tengo luxaciones de hombro desde la adolescencia. ¿lo puedo resolver con ejercicio?
La luxación de hombro cuando aparece en la adolescencia con frecuencia sigue sucediendo a lo
largo de toda la vida, es lo que se llama luxación recidivante. En algunos casos con la edad va
disminuyendo la frecuencia de las luxaciones, pero esto no ocurre siempre. En general la única manera de resolver el problema de un hombro que se “sale” es la cirugía. Mediante técnicas artroscópicas (sin abrir el hombro) podemos repara las lesiones que producen la luxación y resolver el problema con una tasa de éxito superior al 90%.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *